viernes, 2 de septiembre de 2016

Reseña «Vientos de Guerra» de José Francisco Sastre García

¡Buenos días!

Hoy traigo otra reseña fresca, fresca. Por fin he podido leerme la segunda entrega de la saga Calet-Ornay de José Francisco Sastre García, Vientos de Guerra (si os perdisteis la reseña de la primera entrega podéis leerla pinchando en el link Demonios de Venganza).



Sinopsis:


Calet y Dartia, ya establecidos como mercenarios, reciben el encargo de una dama de la alta nobleza atlante que los conducirá a un largo viaje, a una enconada persecución de un enemigo cuyas intenciones son aún más pavorosas de lo que podrían imaginarse... Conocerán de primera mano al resto de los Seis Reinos que ocupan el mundo de Parnays. Ésta es la primera parte de este ajetreado periplo, en el que tendrán que dar lo mejor de sí mismos y enfrentarse a todo tipo de peligros, además de asumir cuestiones personales que no se habían planteado...

En primer lugar decir que la segunda entrega me parece mejor, aunque hay cierta monotonía en ella, me fue más llevadera.

Emprendemos un nuevo viaje siguiendo a Calet, esta vez con Dartia, quien poco a poco va aprendiendo a mejorar en la espada gracias a su nuevo compañero. Conocemos más culturas fuera del mundo atlante, tan bien detalladas por el autor que enseguida nos ubicamos y resulta agradable recrear lo que se nos describe.

También, al igual que la primera, se divide en relatos que siguen una línea temporal al modo de capítulos.

El comienzo ya casi empieza con acción, lo cual te engancha inmediatamente. Sin embargo, decir que conforme se avanza se vuelve un tanto monótono, lo encuentro, digamos, cíclico, ya que con cada llegada de los personajes a un nuevo lugar, se repite lo mismo. No obstante, pasado esto, la intriga aumenta, la acción cambia y el lector se queda en vilo deseando empezar cuanto antes la tercera entrega.


Como ya dije en la primera reseña, las descripciones son profundas y detalladas, tanto de lugares como de personajes. En algunos casos, resulta un tanto excesiva la descripción de ciertos personajes que apenas aparecen unos segundos, y también, algo que añado a modo de crítica, cada combate por pequeño que sea, el autor lo describe hasta el más mínimo detalle. En las luchas importantes esto está bien, me gusta, pero no hasta cuando se cruzan un bandido, a mí, personalmente, se me hizo demasiado pesado. Quizás el género de la épica en su más profundo estado sea así, no lo sé. Sin embargo, no deja de ser admirable la impresionante capacidad del autor en dichas descripciones, ayudando al lector a imaginar todo cuanto él ha recreado.

Los personajes, especialmente los principales, tienen gran profundidad, quizás más él que ella, ya que es, por encima de todo, el protagonista. He de decir que en esta entrega le he visto más humano, ya que ha dudado, ha sentido confusión... esto me ha gustado especialmente.

¿Qué decir que no dije ya en la primera? Que en cuanto pueda seguiré con la tercera entrega, Vientos de Guerra 2, para poder dar más datos y descubrir más mundos y culturas, saber a dónde llevan sus pasos a Calet y Dartia.

Voy a ponerle la misma nota que el primero, un 7. Más no puedo ponerle, pero el libro de verdad que merece la pena.

Para conseguir el libro --->> Vientos de Guerra

¡Un abrazo!

Cristina Guerrero.

Reseña «El relámpago en la habitación» de Marina Tapia

¡Buenos días!

Hoy voy a reseñar una obra que ha caído en mis manos gracias a la Editorial Nazarí y la confianza que ha depositado en mí. Se trata de «El relámpago en la habitación» de Marina Tapia.



«Debería ser el divino placer, como proclamó Horacio, el guía de la vida. Debería ser el sexo —y no la codicia— la fuerza generatriz del mundo. En su poesía al mismo tiempo germinativa y avisa, racionalista y salvaje, pagana y mística, Marina, como un ángel tutelar que nos contemplara esperanzado, sabe pulsar el dolor angustioso del deseo incumplido y el dolor indefinible del deseo satisfecho, la ternura y la depredación, la alegría y la nostalgia, los celos y las decepciones, el temblor a deshora y la soledad inesperada, el ímpetu y las súplicas. Todas las sensuales pulsiones de la especie se sustancian en este libro, con esta joyita de fascinante, de espumoso y sin embargo preciso erotismo, en estos sobresalientes poemas, encendidos vulnerables, de una elegancia prístina y arrebatadora, capaces de disipar la vulgaridad y la pesadumbre como el sol disipa las sombras».

Esta es la sinopsis que nos encontramos, lo cual ya nos introduce en lo que vamos a encontrarnos. Es una obra que trata del amor y del sexo en la que encontramos referencias a poetas tanto clásicos como modernos. Los poemas no son muy extensos y lo que nos muestran los versos está muy bien relacionado con el título de cada poema, algo que facilita la comprensión si esta obra cae en manos de alguien que no está acostumbrado a leer poesía.

Como graduada en Filología Clásica que soy, me agrada encontrarme la influencia que Horacio ha ejercido sobre nuestra autora Marina Tapia y temas clásicos que ella ha sabido  manejar a la perfección, llevándonos a través de los versos por el erotismo más profundo. Encontramos este erotismo reflejado en lo más actual y también lo antiguo. Aúna las más placenteras sensaciones carnales que no dejan indiferente al lector, con el máximo pudor con el que uno puede conocer. La lectura se hace amena, ligera y profunda a la vez, contactando con nuestro erotismo y haciendo que uno se deje llevar a través de los versos. Hay que reconocer que en varias ocasiones se deben leer algunos versos más de una vez, tratando de comprender bien lo que Marina quiere expresar, pues no siempre queda claro a la primera.

Es un poemario atrevido, refinado y a la vez podríamos decir que salvaje. Aunque es fácil encontrar poemas que abordan casi a la perfección el tema del amor, no es tan fácil hallar lo mismo cuando se trata de sexo, y Marina logra darle el tono perfecto en sus poemas, con una habilidad fresca, dotando de fina ironía a la par que poesía.

Para terminar, decir que es la primera vez que leo poesía de temática erótica (si no contamos a los autores clásicos, por supuesto), y cómo Marina ha ido perfilando el tema a lo largo de los versos me ha dejado completamente cautivada. Mis más sinceras felicitaciones a la autora y a la editorial por tan excelente publicación.

Antes de despedirme, quiero dejaros con el poema que abre la obra y que ha sido de mis favoritos, seguramente por su alusión a una de las Parcas romanas, Morta, la que se encargaba de cortar el hilo de la vida de las personas. Son tres de mis divinidades favoritas, por eso quiero compartir con vosotros tan magnífico poema:

Confesiones de Morta

Lucharé por tu cuerpo
de gamo iluminado en la tormenta.
Me resisto a que el río
que desata
                        tu voz
se convierta
en mutismo o se manche en el mundo.

No puede —repito—
una sustancia ígnea,
como tú,
excusar cada día su pecado de arder.

He de rezar
            a dioses
                        subterráneos.
Tres velas, una danza, una diatriba
para que siempre seas
siempre.

Yo te rescataré sobre mi lecho;
tu alarido será
tan alto,
tan espeso.
Nadie te raptará de mi jardín.
Ni siquiera

            la vida.

¿Cómo conseguir la obra? -->> Editorial Nazarí

Cristina Guerrero Jerez.